Resultado de imagen de hipotecas

BBVA se suma a la guerra hipotecaria que se avecina con el lanzamiento de la hipoteca fija más barata del mercado. Tras la intención del Banco Central Europeo (BCE) de no subir los tipos de interés al menos hasta dentro de un año y la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, el sector financiero ha comenzado a reducir el precio de sus hipotecas. El objetivo es captar clientes.

Además de las medidas del BCE de no subir el precio del dinero (lo que ha llegado al euríbor a 12 meses a registrar nuevos mínimos históricos), Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas, recuerda que “los bancos no están llegando a objetivos en la primera parte del año, ya que la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria ha ralentizado las formalizaciones, por lo que en los próximos meses va a haber una guerra abierta por captar clientes”.

La hipoteca fija de BBVA se sitúa en el 1,74% TAE, tras recortar el interés 30 puntos básicos. Es un tipo casi igual de bajo que su hipoteca a tipo variable, algo inédito hasta la fecha en el sistema financiero. El banco azul exige vinculación para obtener el tipo más barato, como una nómina a partir de 600 euros y la contratación de varios seguros.

Este movimiento se suma al del Banco Santander que cuenta con una hipoteca fija del 2,26% ATE, pero regala televisores. Con estas iniciativas se avecina una nueva guerra hipotecaria para la vuelta del verano.

En este último caso, por ejemplo, supondría pagar una cuota de 540-560 euros mensuales para un importe solicitado de 150.000 euros. Entre las entidades que están ofreciendo este tipo de interés están Abanca, Sabadell y TargoBank, BBVA, Unicaja, Bankia, Cajasur, Kutxabank…

Además, no podemos olvidar que con la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria los bancos han tenido que reducir las comisiones por cancelación anticipada, ya sea parcial o total. Actualmente, la comisión máxima es del 2% si la amortización se produce durante los primeros 10 años y baja al 1,5% a partir de dicho momento.

Sin embargo, lo que de momento descartan los expertos es que la rebaja de los intereses traiga consigo unos menores criterios para conceder hipotecas. Villén recuerda que “los bancos serán más agresivos en su política hipotecaria, pero seguirán siendo exigentes en cuanto a los perfiles de riesgo, ya que la nueva normativa “incluye un clasulado sobre la responsabilidad de los bancos de dar crédito responsable, en base a análisis objetivos, por lo que no están aceptando todas las peticiones que les entran”.

De hecho, la última encuesta de préstamos bancarios que ha publicado el Banco de España revela que las entidades han endurecido los requisitos a la hora de conceder hipotecas en los últimos meses y que prevén seguir haciéndolo. Por tanto, seguirá siendo indispensable que los clientes tengan unos ahorros suficientes y unos ingresos estables para poder conseguir una hipoteca.